29 de abril de 2016

En algún lugar lejos de ti.

A mí no me engañas.
A estas horas alguien,
en algún lugar,
es dueño y señor de todos tus insomnios.

Querías verme apagado,
destrozado bajo la suela de tu zapato,
y sin embargo las esquirlas de mi propio ser
hoy me tienen más de pie que nunca.

Hoy divago y te he perdonado
todo lo que nunca pensé perdonar,
y es que como verás,
las almas grandes somos infinitas.

Infinitas gracias por traerme hasta aquí,
todos tus desprecios me empujaron
hasta llegar a donde estoy,
aquí donde estoy vivo y soy feliz.

Será que se calmó tu odio
o quizá mi lejanía
ha obligado a aplacar tu furia
de verme como algo menor que tu propia bajeza.

Estás donde debes estar,
en esa soledad lúgubre
tan profunda que ni todas tus máscaras
son suficientes para tanto silencio.

Como verás,
nada fue como planeabas,
tú ahí tan en el olvido
y yo aquí creando recuerdos
en nuevas vidas lejos de ti.

En algún lugar vuelo lejos,
lejos de ti.

No hay comentarios: